Dortmund retrató la temporada del Atlético | Fútbol | Deportes

La eliminación de los cuartos de final de Liga de Campeones retrató al Atlético de toda la temporada. Un equipo que juega mejor en campo contrario que cuando se repliega en el propio. En el Metropolitano, cuando fue a buscar al Dortmund a su área firmó una primera parte esplendorosa que le dio dos goles de ventaja. Cuando el Atlético jugó a administrar la renta en el segundo tiempo y a buscar el contragolpe el conjunto alemán se rehízo y salió con un solo gol de desventaja. Del primer tiempo del Westfalenstadion los rojiblancos salieron escaldados con dos goles en contra por acularse en su área.

4

Gregor Kobel, Julian Ryerson, Ian Maatsen, Hummels, Nico Schlotterbeck, Jadon Sancho (Salih Ozcan, min. 86), Karim Adeyemi (Jamie Bynoe-Gittens, min. 66), M. Sabitzer, Emre Can, Brandt (Marco Reus, min. 90) y Füllkrug

2

Oblak, Giménez, Mario Hermoso, Witsel, Koke, De Paul (Saúl, min. 83), Marcos Llorente, Nahuel Molina (Pablo Barrios Rivas, min. 45), Azpilicueta (Rodrigo Riquelme, min. 45), Griezmann y Morata (Correa, min. 45)

Goles 1-0 min. 33: Brandt. 2-0 min. 39: Ian Maatsen. 2-1 min. 49: Hummels (p.p.). 2-2 min. 64: Correa. 3-2 min. 71: Füllkrug. 4-2 min. 73: M. Sabitzer.

Árbitro Slavko Vincic

Tarjetas amarillas Azpilicueta (min. 29), Julian Ryerson (min. 43) y Mario Hermoso (min. 46)

El empate a dos que lograron en apenas un cuarto de hora del segundo acto fue fruto de una mayor ambición. Con la eliminatoria a su favor volvió el repliegue y llegaron los dos goles en tres minutos que supusieron la eliminación. No tuvo empaque el equipo para dormir el partido cuando había hecho lo más difícil. Futbolistas como De Paul, Koke o Griezmann no lucieron jerarquía cuando lo que pedía el partido era mantener la autoridad con la que habían logrado igualar los dos goles del Dortmund.

La eliminatoria descubrió a dos equipos con una palmaria debilidad defensiva y se la llevó el Dortmund, el que jugó para atacar más en el global de los 180 minutos. En el debe de Simeone queda no haber sido más ambicioso en momentos puntuales de la eliminatoria. También en la elección de jugadores como Nahuel Molina, que llevan meses sin encontrar un rendimiento mínimamente aceptable. Molina fue el exponente del Atlético más vulnerable en defensa de la era Simeone con 61 goles encajados en lo que va de temporada.

La pérdida de solidez atrás también ha generado que por primera vez desde que el preparador argentino ocupa el banquillo rojiblanco el equipo haya perdido fuera de casa (11) más partidos de los que ha ganado (7), con cinco empates. Lejos del Metropolitano ha encajado 37 goles en 23 encuentros, de los cuales solo ha dejado cinco porterías a cero. Los malos registros defensivos tocan de lleno a Oblak, que firma un porcentaje muy bajo de paradas (70%) respecto a otras temporadas. El meta esloveno no se recuperó de su error en el primer gol, obra de Julian Brandt. Transmitió inseguridad en varios lances que normalmente resuelve con aplomo.

Además de la falta de contundencia en el área propia, la lectura que ha hecho Simeone de la eliminatoria se centró mucho en las ocasiones falladas por Lino, en el Metropolitano, y por Correa y Morata en el Westfalenstadion. Sin embargo, no contabiliza los dos largueros del Dortmund en el partido de ida y las ocasiones que también desperdició en la cita del martes.

De fondo, emerge si Simeone cuenta con una plantilla que necesita ser rejuvenecida y mejorada en determinados puestos. Estas cuestiones no afloraron después de eliminar al Inter de Milán, aunque la realidad sí que delata que necesita un lateral derecho, un par de centrales y un relevo para Koke como mínimo. También está por ver qué sucederá con Morata, que quedó muy tocado tras ser reemplazado en el descanso. Todo esto se decidirá en verano. Antes el Atlético deberá asegurar su clasificación para la Liga de Campeones una vez que al menos ha certificado su clasificación para el nuevo formato del Mundial de Clubes de la FIFA que garantiza suculentos ingresos.

Lo que también es seguro ya es que el Atlético cerrará el curso sin un título. Simeone alegará que el equipo superó sus participaciones en la Copa y en la Champions con respecto a la temporada pasada. Pero no menos cierto es que este curso ha caído en ambas competiciones con dos rivales que no eran ninguno de las grandes potencias ni de la Liga ni de Europa.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_